Uncategorized

Consolador anal ¿Cuál elegir y cómo usarlo?

Si en el sexo solo estás o haz usado tu genital principal, te estás perdiendo la mitad de la diversión. Sí, así como lo lees, el sexo anal puede llegar a ser tan o más placentero que el coito de pene-vagina.

Así que si estás intentado  iniciarte en este fabuloso mundo puedes comenzar con consoladores, sigue estos consejos para que lo practiques y disfrutes de la experiencia.

Paso 1: elige el consolador adecuado

Al elegir un consolador para el juego anal, asegúrese de que sea suave y firme; es poco probable que un consolador blando y suave se sostenga durante el juego anal.

Paso 2: ¡Lubricar!

El juego anal requiere un poco más de precaución que la penetración vaginal por varias razones; el recto es más propenso a sufrir daños, y el sexo anal puede ser incómodo a menos que esté completamente relajado y tenga mucha lubricación. Al igual que para el uso vaginal, asegúrese de comprar una buena botella de lubricante que sea compatible con el material del que está hecho su consolador.

Paso 3: Lento y constante gana la carrera…

La penetración anal requiere una presión lenta pero firme para superar las paredes musculares, afortunadamente la mayoría de los consoladores tienen una base acampanada que le permite agarrar con firmeza y seguridad. Si te estás penetrando, usa la base para que el consolador entre y salga de tu trasero. Siempre es bueno probar los juguetes por tu cuenta para que estés contento y seguro de lo que te gusta y cómo usarlo.

Paso 4: ¡Dale algo de tiempo y encuentra tu ritmo!

Muchas personas informan una leve molestia durante la primera vez que reciben penetración anal, y si tardan de 30 segundos a un minuto en desaparecer, verán que disfrutan de las sensaciones que trae el consolador; si encuentran la penetración incómoda o dolorosa, deténganse antes de lastimarse. ¿Necesitas más lubricante? Tal vez un consolador más pequeño? Tal vez necesite relajarse más o intentar la penetración en otro momento.

Paso 5: Presenta el juego anal a tu pareja masculina…

La penetración anal puede ser particularmente placentera para los hombres, ya que a la mayoría de los hombres les gusta que se estimule su próstata a través del recto. Si bien algunos pueden ser tímidos para intentarlo, muchos chicos a quienes sus novias les han convencido de que lo prueben ahora lo disfrutan como una parte regular (¡y explosiva!) de su vida sexual.

Hay muchos masajeadores de próstata y consoladores adecuados para la masturbación anal, y cualquier cosa con estimulación de próstata adicional (esto puede incluir bultos, protuberancias o un ‘brazo’ adicional como el conejo) puede agregar otra capa de placer para los usuarios masculinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *